juicios-salem-brujas

Cacería de brujas: los juicios de Salem

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La cacería de brujas fue un fenómeno histórico que tuvo un impacto mayor en América y Europa entre los siglos XV y XVII, en donde miles de personas fueron ejecutadas por considerarse practicantes de brujería; un ejemplo de dicha caza lo encontramos en la línea del tiempo que invade la historia de una ciudad llamada Salem, localizada en la costa norte de Massachussets, EUA.

caceria-de-brujas
Fuente: https://www.discovertravelnews.com/guia-de-viaje/america-del-norte/un-dia-en-salem-la-ciudad-de-las-brujas

El inició de dichas ejecuciones la conocemos hoy debido a crónicas de la época, según cuentan estas, dos niñas empezaron a sufrir convulsiones en público, estas seguidas del pronunciamiento de palabras y frases sin sentido y al ser estas sin motivo aparente se les considero como “comportamientos bestiales”.

Al igual que en nuestra época, las niñas fueron llevadas al médico, sin embargo, este argumento no existir ningún problema físico que haya causado el comportamiento y diagnostico que la causa más probable era la influencia directa del demonio.

[Te puede interesar ‘Constitución de 1917: una mirada al pasado‘]

En esa época toda la población creía firmemente que las brujas eran causantes de los extraños comportamientos de los jóvenes, por lo que las jóvenes para evitar la horca acusaron a una mujer negra llamada “Tituba”, esta era esclava proveniente de Barbados que servía a una de las familias Salem. Tituba era el blanco perfecto para ser acusada como bruja debido a que ella disfrutaba de contar historias misteriosas y viejos rituales vudú primitivos, provenientes de su lugar de origen.

Se confirmaron las declaraciones de las dos niñas por medio de un método considerado en esa época como eficiente, este consistía en que el marido de la esclava preparase un brebaje a base de harina de centeno y orina de bebé y se lo diese a beber a un perro. Si el perro desarrollaba los mismos síntomas que las presuntas embrujadas, el diagnóstico quedaría confirmado.

caceria-de-brujas
Fuente: historia.nationalgeographic.com.es

En febrero de 1692, se inició el juicio en contra de Tituba, esta al igual que las niñas, para salvarse de la acusación y las posteriores torturas se declaró culpable y confesó haber visto al demonio en la ciudad y que este tendría a su servicio a dos mujeres de esta ciudad.

Tras declararse culpable, Tituba fue condenada a prisión y estuvo un año recluida, por su parte las mujeres acusadas, una de ellas era una indigente, fueron ahorcadas al no confesar su culpabilidad. Aquella situación desencadeno una serie de acusaciones infundadas de practicantes de brujería, cuyas victimas eran los más indefensos o quien tenía más antipatía en el pueblo o con el confesor en turno.

Pocos años más tarde, los tribunales comenzarían a admitir que los procesos judiciales iniciados en Salem en 1692 habían tenido bastantes irregularidades y, finalmente, en 1703 el tribunal de Massachusetts rechazó casi todas las pruebas presentadas durante los juicios. Los juicios de Salem alcanzaron un total de 141 acusados, de los cuales 20 fueron ejecutados y 5 fallecieron en prisión.

caceria-de-brujas
Fuente: history.com

Son numerosas las conjeturas sobre las circunstancias que pudieron desencadenar los terribles acontecimientos de Salem. Algunos autores han citado a la epilepsia como la causa de los ataques y las convulsiones de las niñas, mientras que para algunos historiadores, la fuente de todos estos síntomas estaría en una intoxicación por cornezuelo del centeno (una enfermedad conocida como ergotismo) esta toxina de la que deriva el LSD o ácido lisérgico, encontrada en el cereal con el que se elaboraba el pan.

No obstante, para la mayoría de los estudiosos, la causa más probable de tan terribles acontecimientos es la histeria colectiva como resultado del asfixiante clima de puritanismo y de la educación represiva que imperaban en aquellos tiempos.

google banner

Los sucesos desencadenados por las convulsiones de las niñas sumieron a Salem en un clima donde imperaba la histeria colectiva, seguida por terror a lo desconocido aunado al apego de costumbres y tradiciones impuestas por la interpretación de la religión que regía la época. Tanto el terror a lo desconocido, como la histeria colectiva han sido factores fundamentales en la historia de la humanidad, y son factores que muy posiblemente seguirán jugando un papel importante en las décadas y siglos futuros.

Foto portada: fuente/infobae.com