barcelona-y-su-ensanche

Barcelona y el Plan Cerdà, un modelo urbanístico para las ciudades modernas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En 1859, el arquitecto catalán Ildefonso Cerdà inicia el proyecto ordenar gran parte de la ciudad de Barcelona en cientos de pequeños cuadros. Mediante esta idea, buscaría romper el esquema de la desordenada ciudad europea que venía desde la edad media y así crearía todo un nuevo panorama para la arquitectura de Europa y del mundo. Aunque la idea sonó una fantasía para muchos al inicio, Cerdà creo toda una revolución en la concepción de la ciudad moderna.

El proyecto urbanístico se llamó Plan Cerdà en honor a su creador. Este consistió en la creación de todo un nuevo distrito en la Ciudad Condal en base a una retícula. Cientos de calles y avenidas unidas de manera ortogonal a cierta distancia específica unas de otras. Dentro de los recuadros resultantes se encontrarían las “supermanzanas” (en catalán: Superilles) de 400 metros x 400 metros cada un. Con edificios de vivienda y comercio perimetrales y jardines centrales.

vista aerea del distrito del ensanche en barcelona
Fotografía aérea de las manzanas de Barcelona/Fuente: Viajejet.com

El Plan Cerda al culminarse logró aumentar la extensión de Barcelona 10 veces su tamaño original. Así como darle un aire completamente distinto a esta y un respiro a todos su habitantes. Si bien el plan se hizo a fin de lograr una renovación estética y funcional de la ciudad, su función principal fue mejorar la calidad de vida de los habitantes de esta.


Historia

Antes de que se llevara a cabo el proyecto, Barcelona era una ciudad que se encontraba en crisis. La pobreza, la sobrepoblación y la insalubridad eran temas comunes para los barceloneses, y esto se debía en buena parte a su desarrollo urbano. Con cientos de años de antigüedad,  la ciudad carecía de orden con falta de espacio para la creciente población, así como falta de recursos, falta de drenajes y falta de espacios públicos determinados para comercio. Esto provocó que el ayuntamiento e Barcelona y todo el gobierno español buscaran una solución para la ciudad que se ahogaba en sí misma poco a poco.

Con esto, el ayuntamiento lanzó un concurso para la renovación y extensión de Barcelona, el cual fue ganado por Cerdà. A pesar de que el proyecto tuvo varias críticas y contó con el escepticismo por parte tanto de miembros del gobierno como de la población, se empezó a realizar sin problemas en 1860.

92 3
Plano del proyecto realizado por Cerdà en 1859/Fuente: Urbanistica91.com

Aspectos de diseño

Cerdà desarrollo su plan en base a varios tópicos de diseño y habitabilidad. Uno de estos fue el espacio, considerado como el más importante debido a la urgente necesidad de este por la población. El proyecto hace que se derrumben las murallas de la ciudad y se eliminen los callejones y callejuelas. Tanto calles como avenidas tendrían un ancho promedio de entre 20 y 30 metros, y los edificios de las manzanas tendrían una altura promedio de 16 metros. Además de esto, cada cierta distancia se ubicaría un parque o espacio público para la recreación y mayor habitabilidad de la población.

Otro de los puntos a resolver sería la desigualdad social. El nuevo barrio no tendría ninguna distinción ni estaría seccionado entre clases altas y bajas. La nueva Barcelona sería incluyente y albergaría de la misma forma a todos sus habitantes. De igual forma, los flujos, circulaciones y servicios también fueron de importante consideración. La reticula también ayudaría para que todos los puntos de la ciudad fueran accesibles uno con otro. Su trazo ortogonal ayudaría también a la mejor circulación peatonal y posteriormente vial, así como para la construcción de un sistema de drenaje para toda la ciudad.

Feliciano Guimar%C3%83%C2%A3es
Vista de las amplias calles del distrito de Ensanche/Fuente: Ecoesmas.com

Resultado

El barrio construido se llamó “ensanche” (en catalán: eixample) y se dividió en un inicio simplemente en las zonas de “esquerra” (izquierda) y “dreta” (derecha). Terminado el proyecto, en poco tiempo se volvió un éxito y una influencia en otras ciudades de Europa. Barcelona se convirtió en una ciudad moderna, reflejo de la revolución industrial que surgía en esos tiempos. En poco tiempo el distrito de ensanche se volvió el centro social y cultural de Barcelona, donde se asentaron y vivieron las personalidades más importantes de la ciudad. Así como donde posteriormente se construyeron otras grandes obras arquitectónicas como La Catedral de la Sagrada Familia y la Casa Batlló de Antoni Gaudí, así como la Casa Lleó Morera de Lluís Domènech i Montaner.

En la actualidad, el gran barrio sigue teniendo la misma importancia y sigue siendo el barrio más visitado de la ciudad. Con esto, Cerdà marcó un antes y un después en la historia de toda una ciudad, así como en la historia de la arquitectura y el urbanismo. Con un diseño de conciencia social hecho para el bienestar los habitantes y una buena relación entre ellos y su ciudad.

234 779398 58a19491bfe48 880
Fuente:barcelonasecreta.com
comparte la nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
notas relacionadas