Anne Rice y sus otras facetas de literatura, más allá de la escritura gótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

otra-faceta-de-anne-rice

Sin lugar a dudas, una de las mentes literarias más sobresalientes y reconocidas de la subcultura gótica es Anne Rice. Y es que el mundo posó sus ojos en ella cuando ‘Entrevista con el Vampiro’ y el mundo de las Crónicas Vampíricas llenaron las estanterías de las librerías alrededor del mundo.

Podríamos hablar largo y tendido de la manera en que el género y el vampiro mismo sufrieron un antes y un después de la visión del inadaptado de Rice. Sin embargo, de las 37 novelas que tiene publicadas de 1976 al 2019, sólo 13 forman parte del mundo del mítico Lestat y su Comunidad de la Sangre, dejando otras caras y facetas de la escritora originaria de Nueva Orleans un poco más alejadas del ojo público y que en definitiva, merecen una oportunidad para explorar y conocer mundos igual de fascinantes que su obra maestra.


Erótica:

otra-faceta-de-anne-rice

Bajo el pseudónimo de A.N. Roquelaure, Anne Rice exploró un género polémico por sí sólo, reinventando el cuento clásico de la Bella Durmiente para entregarnos un reino sensual, liberal, sin pudor y donde el BDSM se encuentra en cada página de estos cuatro libros: El rapto, el castigo, la liberación y el reino de la Bella Durmiente son los títulos que componen esta colección que dejará a las Cincuenta Sombras de Grey como un juego para niños. Claro, es una lectura para mayores de edad por su alto contenido sexual.

otra-faceta-de-anne-rice

otra-faceta-de-anne-rice

Belinda y Hacia el Edén, publicados en su primera edición bajo el pseudónimo de Anne Rampling, tienen en común una cosa: nos presenta historias románticas fuera de lo convencional con un toque erótico. El primero, nos presenta un escenario al estilo de “Lolita” de Nabokov: un hombre mayor enamorado de una adolescente en medio de un lio familiar y de poder, mientras que el segundo, es una historia sensual y de liberación para encontrar el amor en medio de un paraíso de liberación y sumisión sexual.


Histórica:

otra-faceta-de-anne-rice

Una de las principales características de todas las historias de Anne Rice, es su rica investigación y contextualización histórica. La duología de Ramses el Maldito, nos remonta a los días del antiguo Egipto donde el faraón más próspero de las antiguas civilizaciones, reinaba las calles del centro del mundo, bañado en una maldición que lo despierta en la Inglaterra Eduardiana.

otra-faceta-de-anne-rice

 El Sirviente de los huesos, nos cuenta la historia de Azriel, un babilonio presa de una maldición que lo condena a la sabiduría y servicio eterno a quien posea sus huesos bañados en oro, para servirle sin importar la calidad de sus peticiones.

otra-faceta-de-anne-rice

Un Grito al Cielo, nos lleva a Venencia en su alto apogeo, contándonos la historia de los Castrati, sopranos masculinos castrados para mantener la inocencia de su voz al servicio de Dios y del arte cortesana de la época.

otra-faceta-de-anne-rice

La Noche de todos los Santos, nos lleva a una época antes del estallido de la Guerra de Sucesión en Estados Unidos, y de una casta muy peculiar: Los Negros Libres, que eran descendientes de los esclavos, pero llevaban también la sangre de los esclavistas franceses y españoles, que tenían por costumbre liberar a los hijos de sus concubinas negras.


Religiosa:

otra-faceta-de-anne-rice

De 2005 al 2010, Anne Rice renuncia a ser una atea y a enfocarse a recuperar la religión cristiana en la que fue formada de niña. A lo largo de su vida, hubo un ir y venir de creencias y duelos con la ideología cristiana y los designios de Dios (mismos que pudimos ver a lo largo de su obra), sin embargo, en este periodo escribió cuatro libros consagrados enteramente a la alabanza de Dios, escribiendo dos de las novelas más ambiciosas de su carrera: narrar en primera persona, a los ojos de Jesucristo, los episodios de su vida. El resultado es “El niño Judío” y “Camino a Caná”, dejando una novela más sin publicar.

otra-faceta-de-anne-rice

Por otro lado, publicó lo que en español se tradujo como “Las Crónicas Angélicas” (o The Song of Seraphim) una serie de dos libros que nos cuenta la historia de Toby O’Dare (que curiosamente es su apellido de soltera), un asesino a sueldo redimido de sus pecados por misericordia de un ángel que lo lleva al pasado a solucionar problemas cuya repercusión se verán en el futuro en el que él vive. Una serie de Thriller metafísico compuesto por “La Hora del Ángel” y “La Prueba del Ángel”, dejando también, un tercero planeado en el tintero sin publicar.

otra-faceta-de-anne-rice

“Called out of darkness: a spiritual confession” (único de la lista no traducido al español) es el libro autobiográfico escrito durante esta época, donde la autora hace una introspección a su pasado y nos regala episodios de su vida donde vio puesta a prueba su Fe.

En 2010, la autora renuncia a la cristiandad en nombre de Dios con un mensaje en su página de Facebook:

“Sigo comprometida con Cristo como siempre pero no voy a ser parte del cristianismo. Simplemente es imposible para mí pertenecer a este grupo pendenciero, hostil, litigante e infame. Durante diez años lo he intentado. He fallado. Ahora estoy fuera. Mi conciencia no me permite ninguna otra cosa”.

“En el nombre de Cristo, me niego a ser anti-gay, me niego a ser anti-feminista, me niego a ser anti-control de la natalidad, me niego a ser anti-demócrata, me niego a ser anti-humanismo secular, me niego a ser anti-ciencia, me niego a ser anti-vida. En el nombre de Cristo, dejo el cristianismo y el ser cristiana. Amén”.


Mítica:

En sus años de éxito, a la par que publicaba sus Crónicas Vampíricas, disfrutaba de su momento creativo más nutrido para crear a las Brujas de Mayfair, un mundo fascinante reinado por un espíritu que escogía a la matriarca heredera de la familia con una joya legendaria hasta llegar a la época actual, en la que este ser tiene la fuerza necesaria para buscar encarnarse a través de Rowan Mayfair, creando así una raza que se creía extinta: los Taltos. Fue tanto el éxito de esta serie de libros, que intentó – fallidamente si me lo permiten – unirla al mundo de Lestat y sus vampiros, siendo tres los libros medulares: La Hora de las Brujas, La Voz del Diablo y (El último de los) Taltos y tres los complementarios o crossover con Las Crónicas Vampíricas: Merrik, El Santuario y Cántico de Sangre, que da fin a la historia.

otra-faceta-de-anne-rice

Por otro lado, exploró también un mito tan antiguo como el tiempo mismo: el hombre lobo, dándole un toque fresco, diferente y un tanto perturbador. El Don del Lobo se centra en Reuben Goldwing un joven periodista que, tras investigar sobre una antigua mansión a las afueras de San Francisco, se ve envuelto en un ataque que lo convierte en un antropomorfo, y con él, se desata una serie de asesinatos y ataques perpetrados por lo que la prensa calificó como “El Lobo Hombre”. Historia que continua en Los Lobos del Invierno, novela que se centra en explicar y ampliar el mito de los Lobo Hombre al calor del festival del Solsticio de Invierno, fiesta que marca el inicio y el fin de una era.


Y sí, por si te lo estás preguntando, (casi) todas las he leído ya y es que no hay nada que me fascine más que el estilo y visión de Anne Rice; una mujer que se atrevió a hacer lo que nadie de sus contemporáneos y hoy, tiene un lugar especial en la literatura contemporánea digna de admiración.

¿Cuál vas a leer?