amy-winehouse

Amy Winehouse, la musa que se perdió en la depravación de lo terrenal

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Un ajetreado 2011

El 2011 fue un año convulso para el mundo, ataviado de una atmósfera efervescente. El mundo árabe enfrentó una de las mayores manifestaciones por parte de la población tunecina, quienes pedían el derrocamiento de la dictadura totalitaria, desembocando en el movimiento conocido mundialmente como la primavera árabe; en Latinoamérica, los estudiantes chilenos fundían sus voces en un grito voraz en contra de las reformas educativas y el descontento de su entonces presidente Sebastián Piñera; el 2011 también fue testigo de la muerte del líder extremista de Al Qaeda, Bin Ladem; tanto Estados Unidos (Missouri) como el lado Oriente del globo: Japón, fueron víctimas de la madre naturaleza y su portentoso poderío: El Huracán Joplin arraso con todo a su paso, según el diario The Guardian,  dejó un 30% de daño a la ciudad;  mientras que el Tsunami que atacó al país Nipón, ha sido “considerado uno de los cinco más terribles de la historia del planeta”.

tsunami

Así, el 2011 se convertiría en uno de los años más álgidos en cuanto al contexto mundial, no obstante, el ámbito cultural, sobre todo el terreno musical, se encontraba de luto, ya que un 23 de julio del tan ajetreado año, la cantante británica Amy Winehouse, dejó el mundo tangible para unirse al mítico Club de los 27 y así crear un aura de misticismo en torno a su talento, voz y la espiral de autodestrucción de la cual no pudo salir a causa de una relación tormentosa y de la adicción al alcohol y a las drogas.

Crea Cuervos recuerda la potencial manera de cantar, el estilo y la exitosa carrera discográfica de una estrella en ascenso que se apagó por los excesos; Amy Winehouse la sirena del soul y de R&B.

amy-winehouse


Amy Winehouse (1983-2011)

La cantante y compositora Amy Winehouse oriunda de Londres (Reino Unido), nació el 14 de septiembre de 1983; conocida mundialmente en primera instancia por la calidad vocal y sonora de su orquesta, heredándonos dos maravillosos discos de estudio, alabados por la crítica musical, ‘Frank’ (2003) y ‘Back to Black’ (2006); en su haber tiene 7 premios Grammy: Mejor Artista Nuevo (2008), Mejor Álbum de Pop Vocal (2008) o Mejor Canción del año (2008), por mencionar algunos.


Vertiginoso éxito

Muchos fueron los homenajes que se le rindieron a la querida británica tras la noticia de muerte: notas, especiales sobre su carrera, materiales de sus fans, varios documentales, y el odio a su ex pareja Blake Fielder, quien para muchos fue el culpable de sus conflictos con la bebida y las sustancias psicotrópicas, sin embargo, lo que llevó a la cúspide a Amy, fueron las dos producciones discográficas de estudio con las cuales ganó un vertiginoso éxito que la elevó a la cima del cielo.

blake-fielder


Frank (2003)

amy-winehouse-frank

En honor a Frank Sinatra, Amy tituló su disco debut simplemente ‘Frank’, lanzado por Island Records; su calidad, las letras armónicas y el coqueteo constante con jazz, R&B y Soul, hicieron de este material una delicia para los amantes de este género. Obtuvo dos nominaciones para los Brit Awards, siendo sus sencillos ‘Stronger than Me’, ‘Take the Box’, ‘In My Bed’ y ‘Fuck me Pumps’.

Sin duda, la joven Amy empezó con el pie derecho su carrera musical, pues ‘Frank’ le dio una popularidad mundial, aunado a ser considerada como una vocalista de carácter, sus interpretaciones, letras y música, hacían de sus canciones un deleite sonoro; para esta fecha ya empezaba a interesarse en el tormentoso Blake Fielder.


Back to Black (2006)

amy-winehouse-back-to-black

A pesar del rotundo renombre de su primer álbum, el más conocido es ‘Back to Black’ del 2006, producido por el músico, productor y DJ, Mark Ronson; con una imagen fuerte, que pasó de ser una mujer sana, divertida, a una mujer liberada con vicios, una chica mala, talentosa pero atormentada por el desamor.

Acreedor de un triple disco de platino, posicionó a la británica como una de las artistas más importantes en el terreno del soul contemporáneo ya que el público y la temible crítica especializada alabaron los tracks de este segundo material.

El sonido de Winehouse y su personalidad brindaron a sus seguidores un halo retro que nos transportaba a la época de las grandes bandas acompañada de vocalistas elegantes, sexys pin ups; pero Amy, no solo era una cara bonita o un ramillete de emociones encontradas apegadas al alcohol; Amy fue la voz del R&B del siglo XXI, la musa que se perdió en la depravación de lo terrenal.

amy-winehouse-back-to-black-live

En sencillos como ‘Back to Black’, ‘Rehab’, ‘You Know I´m no good’, ‘Tears Dry on Their Own’ y ‘Love Is a Losing Game’,la compositora británica, plasmó su biografía de vida emocional y sentimental por la cual estaba atravesando, aunado a la constante batalla que enfrentaba día a día con la bebida y las sustancias ilegales.

En ‘Rehab’, hacia evidente su rechazo y negativa para controlar sus vicios; ‘Back to Black’ canción dedicada a la desilusión del regreso de su pareja Blake Fielder con su antigua novia “yo he muerto cientos de veces, tu vuelves a ella y yo vuelvo a … […] tendré que volver a lo negro”, claramente se muestra dolida al desprecio.

En ‘Tears My Dry on Their Own’, en español “Mis lágrimas se secan solas”, la compositora externa el desconsuelo que afronta “y mientras tú te vas, bajo esta sombra de pena, mis lágrimas se secan solas; Amy fue una artista pura, de talento nato, con voz profunda acariciada por la agonía de una vida amorosa desoladora, llena de pesar; nos heredó un legado que breve, portentoso,  fuerte y de calidad.

[Te puede interesar ‘Jim Morrison: deidad poética, espiritual, mítica y sexual. A 76 años del nacimiento del ‘Chamán de Rock’‘]


 El Ocaso de un alma

Winehouse preparaba su tercer álbum de estudio, no obstante, su ajetreada vida nocturna y sus constantes recaídas, aunado a las peleas con los paparazis y con sus propios fans, mermaron su concentración para la elaboración de otro disco.

En 2009, Amy, presentó una demanda de divorcio para separarse legalmente de su ex pareja Blake Fielder, situación que la sumió en una profunda agonía cuyo refugio una vez más serían las adicciones; por todos los lados, la imagen de una destruida cantante era expuesta: diarios, revistas, televisión, convirtiéndola en una víctima más del cuarto poder.

amy-winehouse-bebiendo

Su último concierto, el cual ni si quiera pudo realizar debido a su deplorable estado, fue en Belgrado, algunos meses antes de su deceso.

A los 27 años, protagonista de un éxito efímero bien merecido, que se fue deteriorando debido a sus constantes coqueteos con las drogas, escándalos y la bebida, fue encontrada muerta en su apartamento en Camdes, Londres en un 23 de julio del ajetreado 2011.