amor-sin-ataduras-poliamor

Amor sin ataduras: el poliamor

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El ser humano está acostumbrado a realizar dicotomías; si algo no es bueno entonces es malo, si alguien no es masculino entonces es femenino. Sin embargo, la vida está llena de matices, como en el caso del amor en donde no solo existe la monogamia como forma de lograr un lazo afectivo-sexual, sino que es posible enamorarse de más de una persona, como sucede en el poliamor.

amor-sin-ataduras
Fuente: smoda.elpais.com

El poliamor es una relación amorosa entre diversas personas que sucede al mismo tiempo y puede incluir o no una unión sexual. Los integrantes tienen conciencia y consentimiento de estar en una relación así, por lo que la honestidad, así como la responsabilidad afectiva son características de esta unión.

[Te podría interesar: ‘El daño que vistes: Fast Fashion‘]

En esta forma de amar no hay una estructura general de cómo es, sino que hay diversas formas de llevarlo a cabo; existe el poliamor jerárquico, polifidelidad, polisolteria, poliamor abierto, entre otros. Sin importar las distintas formas del poliamor, lo ostensible es mantener la libertad y la equidad para todos sus integrantes. No se trata de una lucha de poderes donde uno puede y los otros no.

Las personas que viven el poliamor entienden que debe existir la igualdad y se deben destruir los roles de dominación. El amor no es sinónimo de pertenecer a alguien, no hay una cosificación en donde una persona es sumisa y otra dominante. “La noción de amor libre permite construir relaciones igualitarias y terminar con la sujeción psicológica de las mujeres respecto de los varones.” (Guerra, 2011)

amor-sin-ataduras
Fuente: medium.com

La igualdad en el poliamor ha eliminado los estereotipos con los que se veía de forma plausible al hombre y peyorativa a la mujer si se estaba con alguien más. “Si logramos que desaparezca la fatuidad del hombre y que la mujer no renuncie críticamente a su “yo” se perfeccionará el arte de contar con los derechos de los demás; se educará la sensibilidad recíproca y la tendencia de manifestar el amor no solamente con besos y abrazos, sino también con una unidad de acción y de voluntad en la creación común.” (Kollontai, 2000, p. 124)

De esta forma se hace ostensible que no hay una naturaleza para el hombre o la mujer, así como tampoco para amar. Si bien, el poliamor no plantea ser la forma universal de relacionarse, como se ha hecho con la monogamia, pero sí se ha establecido un amor libre, donde no hay una dependencia ni posesión de una persona con otra, que es lo que en cualquier forma de amar debería tener presente.

El poliamor es revolucionario porque rompe la idea de cosificar a las personas, generalmente a las mujeres. “Se ha planteado como una alternativa a los modelos hegemónicos de relacionamiento que encuentran su soporte en una lógica de posesividad, exclusividad, fidelidad, heteronormatividad y otros supuestos de la monogamia.” (Aldana, 2018, p.185)

google banner

El constructo social de relacionarse de forma amorosa con una sola persona ha sido un discurso repetido a lo largo de la historia y sin importar las fracturas o fracasos que hay en la monogamia, no se ha replanteado tener otra forma de amar. El poliamor ofrece no sólo una ruptura a la monogamia sino una libertad de ser iguales, respetados, amados y sobre todo un amor sin ataduras.

amor-sin-ataduras
Fuente: amadag.com
  • Foto portada: fuente / elsoldedurango.com.mx