5-discos-pop-de-los-2000-que-hoy-estan-olvidados

5 discos pop que tuvieron éxito en los 00’s y hoy están olvidados

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Seamos honestos, muchas veces nos encontramos a nosotros mismos en búsqueda de nuevas experiencias musicales: artistas, canciones, sonidos frescos que nos ofrezcan algo más que la radio o las playlist de siempre. Sin embargo, el paso de los años han sido un tanto injustos con algunas joyas de los últimos 20 años, aquella época dorada donde cargabas con los CDs en la valija y que hoy, quizá solo viven en el olvido de la memoria colectiva, esperando ser desempolvados de la estantería con un poco de nostalgia y los recuerdos que resguardan.

Hoy, te presento cinco joyas olvidadas del pop en español, que aunque no ha sido una tarea nada fácil elegirlos – como buen nostálgico – son discos que te aseguro, podrás redescubrir en pleno 2020 y echarlos de inicio a fin, recordándonos la magia que hay detrás del alma de la música.


5. XNE – Kabah

5-discos-pop-de-los-2000-que-hoy-estan-olvidados

Sin lugar a dudas, uno de los grupos que irrumpió en la escena musical por un estilo estrafalario y único, fue Kabah. XNE es quizá uno de sus trabajos más espirituales y personales que reflejan la verdadera esencia de la banda, con un sonido electrónico, oscuro y futurista producido por Áureo Baqueiro poco común en el pop de aquellos días. Canciones como “Antro” (que fuera el primer sencillo y que aún se logra colar en algunos antros de la ciudad), “Historia de una noche” y “Te necesito” se consolidó como uno de los más grandes éxitos del grupo.


4. Paulina – Paulina Rubio

5-discos-pop-de-los-2000-que-hoy-estan-olvidados

Sería un crimen quizá, remembrar los años 2000 y dejar este álbum fuera. Con más de 2.5 millones de copias vendidas en el mundo, “Paulina” se coloca como el álbum más exitoso de La Chica Dorada y uno de los más vendidos en nuestro país. Paulina Rubio nos entregó un álbum en el que juega a presentar diferentes facetas femeninas con varios recursos como la versatilidad de su voz, haciéndose de sonidos latinos, pegajosos y melódicos para crear un ambiente que te acompaña durante todo el disco.

Siete canciones fueron extraídas como sencillos de este disco, y claro, nadie debería olvidar “Yo no soy esa mujer”, “Tal vez, quizá”, “Lo haré por ti”, “Y yo sigo aquí”, “Sexy Dance” y mi favorita: “El último adiós”.


3. Dulce beat – Belanova

5-discos-pop-de-los-2000-que-hoy-estan-olvidados

Quizá el más joven de los discos de esta lista, pero que sin duda, representa el alma popera de nuestra generación. Con este disco, Belanova se consolidó como una de las bandas mexicanas de mayor proyección internacional logrando más de 100,000 copias vendidas, llegando incluso a colarse a las listas de Billboard internacional en tres categorías.

Melódico, suave, rosa, soñador. Un disco al que no le sobra ni una sola canción y al que podemos volver siempre que la radio sea demasiado para nuestro retro corazón.


2. CD00 – OV7

5-discos-pop-de-los-2000-que-hoy-estan-olvidados

Hablar de este disco, es hablar de un antes y un después en el pop mexicano. La Onda Vaselina era sin duda uno de los favoritos de adolescentes junto a Jeans o Lynda, sin embargo, con la llegada del nuevo milenio, el grupo se separa de Julissa y firman su autonomía convirtiéndose en OV7. Un disco maduro, melódicamente arriesgado, versátil, sólido en su propuesta de sonido lo mismo pop bailable, lo mismo de baladas y lo mismo, con un sonido electrónico que comenzaba a sonar en el resto del mundo pero adaptado idealmente a la escena de nuestro país. El disco logró más de 2 millones de copias y no es para menos. Un disco sin época e ideal para cualquier momento que al día de hoy no ha encontrado igual.


1. El viaje de Copperpot – La Oreja de Van Gogh

5-discos-pop-de-los-2000-que-hoy-estan-olvidados

Más de 3 millones de copias vendidas a nivel mundial podrían darle el aval de ser una de las joyas más grandes del pop de los últimos veinte años. Trece canciones que aun en nuestros días siguen sonando en la memoria colectiva para darle voz al amor y desamor bañadas en su Power pop, melodías pegadizas y letras despreocupadas, retóricas y muy de la vida real. Un relato de la historia de cualquiera de nosotros hecha canción para vivirla una y otra vez y así, darle un soundtrack a las lágrimas y las risas.

Todos los temas, aunque diferentes en esencia, pudieron ser elegidos como singles por la forma en que las historias directas eran contadas de forma vertiginosa, aunque contundentes en fondo. El grupo consiguió así, que todas las canciones fuesen pegadizas, algo que tampoco es tan fácil, logrando superarse a sí mismos de las expectativas que su primer álbum había dado a la crítica.


Así, estos días en casa son el momento perfecto para reencontrarse con estas viejas-nuevas canciones, dejándonos ver que no hace falta buscar más allá para redescubrir las joyas que siempre han estado ahí para nosotros, listas para emerger de nuevo a pesar de los años.